HUEVOS DE FABERGÉ Un lujo zarino de valor incalculable

Sábado 21 de Diciembre del 2019

Por: Agencias

09:48 Hrs.

La Pascua es una de las festividades más importantes del calendario ortodoxo, y en Rusia es tradición, desde tiempos inmemorables, el intercambio de huevos, una costumbre popular a la que, naturalmente, no eran ajenas la realeza y la aristocracia.

En 1885 el zar Alejandro III cumplió con la tradición, con toda la pompa y el lujo que cabía esperar de una de las cortes más ostentosas de Europa, encargando a, el joyero más célebre del Viejo Continente y, ya por aquel entonces, artesano de cabecera del monarca, la fabricación de un huevo digno de una reina.

Además, se trataba de un regalo muy especial para su esposa, la emperatriz Maria Fiódorovna, y debía inspirarse en un deslumbrante y celebérrimo huevo de Pascua perteneciente a las colecciones reales danesas para calmar así la nostalgia de Maria, hija del rey Cristian IX, hacia su país natal.

Tal fue el éxito del exclusivo regalo que, desde entonces, cada año Fabergé hubo de fabricar un nuevo huevo exclusivo y totalmente diferente del anterior para satisfacer el apetito de la emperatriz por las joyas.

Con el paso de los años, la costumbre terminó por institucionalizarse en la casa Romanov.

HUEVOS DE FABERGÉ : PRESTIGIO INTERNACIONAL

Al morir Alejandro, su hijo Nicolás II mantuvo viva la nueva tradición alimentando, además, el prestigio internacional de Fabergé, que se entregaba a la tarea con esmero: elaboraba cada huevo durante varios meses, combinando diferentes técnicas que produjeron algunas de las obras cumbre de la orfebrería de todos los tiempos.

Peter Carl era un maestro de la técnica del esmaltado y trabajaba el oro con una destreza aprendida en París, el esmalte translúcido, que él desarrolló.

Aunque también atendió encargos de las más distinguidas familias aristocráticas e industriales del país, que querían lucir asimismo en sociedad los codiciadísimos huevos, son los que el joyero de San Petersburgo elaboró para los Romanov los más célebres y cotizados en el mercado de los coleccionistas de arte.

Hasta 69 fueron las piezas creadas durante 32 años, de manera ininterrumpida, hasta 1917, el año de la Revolución rusa, que impidió la entrega de los dos últimos huevos a la zarina, como era costumbre.

En la actualidad, los huevos están repartidos por todo el mundo. Diez de ellos, la colección más numerosa, son propiedad del Kremlin de Moscú (entre ellos, el más famoso: el huevo de la coronación), y hasta nueve unidades pertenecieron hasta 2004 a la familia Forbes, aunque fueron posteriormente vendidos al millonario ruso Viktor Vekselberg por un precio estimado entre 80 y 120 millones de dólares.

DIFERENTES DESTINOS

Otras piezas están en poder de la Reina de Inglaterra, el Museo de Bellas Artes de Virginia o la Fundación Edouard y Maurice Sandoz, en Suiza, entre otras instituciones.

Hoy día, hasta ocho unidades se encuentran en paradero desconocido.

De ellas, cinco de las piezas dejaron rastro en forma de documentación gráfica; de las otras tres no se tiene la más mínima pista.

EL JOYERO DE LA CORTE ROMANOV

Nacido en San Petersburgo, el 30 de mayo de 1846, Peter Carl Fabergé era descendiente de una familia de protestantes (hugonotes huidos) franceses en el siglo XVII.

A la edad de 24 años heredó el taller y la joyería de su padre, tras años de formación en Francia, Italia e Inglaterra.

Su vinculación a los Romanov lo convirtió en el orfebre más célebre y cotizado de la época, y llegó a emplear a 700 personas en su taller.

Fue en 1882, durante una exposición de arte industrial, cuando el zar Alejandro III reparó en sus excepcionales joyas.

No tardó en convertirse en proveedor oficial de la corte imperial, y su nombre en una de las marcas más distinguidas entre la aristocracia rusa y europea.

Asimismo, no sólo elaboró sus célebres huevos de Fabergé para los Romanov: se estima que entregó un total de 69, de los que sólo ocho, de la colección de los Romanov, están desaparecidos.

Comentarios
Captcha


*Campos Obligatorios
Registro no necesario para Comentar

ENVIAR

La empresa que imprime y produce su versión On Line, agradece cada una de las opiniones vertidas en este sitio. Gracias a la entusiasta participación de lectores como usted que hace valer su voz este portal informativo tiene un valor preponderante. Estamos seguros que el Internet es una herramienta formidable para ejercitar la libertad de expresión y servir como medio de legítima denuncia, crítica y opinión. Por el respeto a esta encomienda debemos informarle que se reservará el derecho a editar o publicar mensajes obscenos o bien que atenten contra la ley, el orden social y la dignidad de terceros.

Comenta en Facebook
Otras Notas Importantes
Ediciones Anteriores

SELECCIONE UNA FECHA:

IR
Tu Opinión Cuenta
+ Escribir Comentario
Selección
  • + NuevoMinuto x Minuto
  • + VotadoLo Mas Votado
  • + VistoLo Mas Visto
  • + EnviadoLo Mas Enviado
Minuto x Minuto
  • Semana
  • Mes
  • Historia